viernes, 29 de enero de 2010

Islamistas denuncian una conspiración internacional para homosexualizar Marruecos


"Es verdaderamente obsesiva la fijación que tienen los islamistas con la vida sexual de las personas. Se interesan tanto que se podría decir que no piensan en otra cosa. El último ejemplo de esta fijación patológica sobre el sexo es la campaña que llevan contra la participación del famoso cantante británico, Elton John, en el Festival Mawâzine que se celebrará en la capital Rabat, en mayo de 2010", afirma un comunicado difundido por KIFKIF, un grupo que lucha por los derechos LGTB en Marruecos.

"Se trata de un homosexual", ha escrito el diario islamista "Attajdid" (editado por el partido religioso PJD). Y como no podría ser de otra manera, la editorial de este diario considera que existe un vínculo entre el esperado concierto de Elton John y lo que considera como una "campaña para la despenalización de la homosexualidad" encabezada en Marruecos por la asociación "KifKif", "sostenida y patrocinada por el "Lloby gay internacional".

Según este diario, existiría pues una conspiración internacional para "homosexualizar" Marruecos. "El asunto sería grave y requeriría una reacción nacional para hacer frente a la "amenaza homosexual" que se planea sobre la patria.

A todo esto, la homosexualidad siempre ha existido y existirá SIEMPRE en todo el mundo. Practicada de manera clandestina o pública, sobrevivirá a todas las "tentativas" de eliminarla", sostienen desde KIFKIF.

"Si no fuera este el caso, (y ya hablando en su lenguaje) no habría reaparecido después de la destrucción de Sodoma y Gomorra, hecho del cual se deja constancia en los libros sagrados de las 2 religiones mayoritarias, la Biblia y el Corán. Que se juzgue como una desviación sexual, una enfermedad psíquica, un acto normal, o justo otra forma del placer sexual es otra historia, lo que está claro es que seguirá existiendo mientras la humanidad exista, como lo lleva haciendo desde varios miles de años", manifiestan.

"Recordemos que el PJD (partido al que pertenece el diario Attajdid y patrocinador de esta cruzada antigay) - así como todas las esferas de influencia islamista, sea de carácter violento o no - es un movimiento sobre todo político, cuyo objetivo es llegar a ejercer en Marruecos un poder político, preferiblemente de tipo dominador, o incluso totalitario. Para eso, y en contradicción con la constitución marroquí (la cual no es perfecta, pero es la que hay de momento), instrumentalizan el fenómeno religioso, del que hacen su principal arma electoral, lo que lo distingue de los otros partidos políticos. Y no dudan en mezclar mensajes e interpretaciones, dogmas teológicos y pretendidas tradiciones empresariales. Para hacer creer que la militancia que lleva Kifkif por la despenalización de la homosexualidad en Marruecos busca « homosexualizar » este país es necesario ser singularmente ignorante en ciencias humanas y políticas, o tomar a los marroquíes por imbéciles...¡...O las dos cosas. Y creemos que este es el caso de los islamistas!", finalizan desde KIFKIF.

Por: www.puessi.com
Tomado de: puessi.com - Arcadia

jueves, 28 de enero de 2010

¿Quién mató a Argenito?

No cesa el asesinato de líderes chocoanos que insisten en enfrentarse al destierro producido por la guerra y la ambición terrateniente.

Foto: Gabriel Aponte-El Espectador

Esta imagen fue captada en Domingodó, uno de los poblados chocoanos más afectados por el desplazamiento forzado.

Argenito Díaz era un hombre de 42 años, cabeza de una familia de 11 miembros, que viajaba hacia Pavarandó, un pueblo que ha tenido la desgracia de ser, desde la Conquista, un puente entre el río Atrato y el río Sinú. Un pueblo pobre que desde los años 90 se oye nombrar porque en sus dos calles y una plaza de camino se han refugiado cientos de campesinos e indígenas perseguidos a bala, motosierra y machete desde otra tierra, una tierra en litigio ubicada más al sur y más al occidente, y que no pertenece al departamento de Antioquia sino a Chocó: Curvaradó y Jiguamiandó.

Iba pues Argenito, el 13 de enero pasado —hace 10 días—, llegando a Pavarandó en un camioncito colectivo, de esos en que a los pasajeros se les balancea la cabeza amodorrados por el calor y al ritmo de los baches de la carretera. Es un entresueño delicioso que se suda y se transmite. A veces, el conductor cae seducido por la modorra y los carros se encunetan. Eso debió pensar Argenito cuando el vehículo fue detenido bruscamente por un grupo vestido de tigre —es decir, camuflado— y boina azul.

Quien parecía mandar la cuadrilla miró cara por cara, y con la punta de su fusil, un galil, señaló a Argenito y le dijo: “Bajate pues, que vamos a conversar”. Argenito sabía que de ese tuteo no salía vivo. Conocía desde tiempo atrás los modales de los asesinos. El resto de los pasajeros temblaban. Habían oído, desde hacía días, que por ahí andaban otra vez los Mochacabezas, o las Águilas Negras, o las Autodefensas Gaitanistas, o Los Rastrojos, Los Convivir, o simplemente Los Paisas. Oficialmente se llaman hoy día Bacrim, o sea Bandas Criminales, con lo que borran el prefijo “para”, que quiere decir ‘al lado de’. Algunos de los mandos eran conocidos porque habían sido hombres de El Alemán, Freddy Rendón, comandante del bloque Élmer Cárdenas de las Auc.

La resistencia de Caño Claro

En Chocó todo se sabe, desde Acandí hasta Murindó, y desde Paimadó hasta El Tigre. Pareciera que su gente fuera un solo organismo, y lo es, no obstante los litigios de tierra y de cultura que han ido aflorando entre resguardos indígenas, territorios colectivos negros y mejoras de cachilapos o mestizos.

Argenito había sido amenazado en agosto de 2008, así que ya sabía a qué se atenía cuando lo bajaron a fusilar. Los demás pasajeros no se mosquearon. Saben qué ley rige en esos casos. La misma que se aplica desde 2007, cuando se llevó a cabo la Operación Génesis. Las dos leyes son de silencio, pero mientras una impide la denuncia, la otra ahoga la protesta, que fue la que le invocaron los paramilitares por promover una Zona Humanitaria en Caño Claro; una comunidad que se ha declarado ajena a la guerra, donde las armas han sido anuladas, y que —por desgracia— ninguna de las fuerzas armadas que actúan en la región respeta.

Pero su falta había sido más grave. En enero del año pasado instauró una acción legal ante el Tribunal de Chocó, junto con otros miembros de la comunidad de Curvaradó y Jiguamiandó, en la que exigen la restitución de la propiedad colectiva y el cese de actividades a las empresas palmicultoras. El pecado mortal de Argenito fue haber notificado el fallo, a favor de la comunidad, a los administradores de las compañías de William López, Ramiro Quintero y la reconocida familia Zúñiga Caballero. Aquí es necesario un punto aparte.

Los terratenientes

Los Zúñiga Caballero aparecen vinculados con firmas investigadas por concierto para delinquir, usurpación de tierras y desplazamiento forzoso de las comunidades de Curvaradó y Jiguamiandó. Uno de los miembros de las empresas, María Fernanda Zúñiga Chaux, debió renunciar a la gerencia de Fiduagraria —una entidad de economía mixta— por manejos indelicados. María Fernanda es sobrina de Juan José Chaux Mosquera, conocido de autos por el escándalo de alias Job.

La Unidad Investigativa de El Tiempo informó que 25 de los empresarios asociados a esas empresas estaban enredados en la adquisición de 23.000 hectáreas y que, según testigos, lo fueron con apoyo paramilitar. Más aún, Katia Patricia Sánchez, representante legal de una de esas empresas, está casada con Hernán Gómez, íntimo amigo y consejero de Carlos Castaño.

Las tierras de Curvaradó y Jiguamiandó fueron declaradas territorios colectivos basados en la Ley 70 del 93. Pero luego resultaron invadidas a la sombra de la Operación Génesis dirigida por el general (r) Rito Alejo del Río, comandante de la Brigada XVII, hoy detenido.

Durante mucho tiempo se negó la participación de los paramilitares en la operación. Cinco días después del asesinato de Argenito, El Alemán declaró que, por orden de Castaño, varios de sus hombres participaron en heroicas operaciones conjuntas con los militares que bombardearon y ametrallaron las comunidades de Salaquí, Cacarica, Truandó y Perancho, donde andaba el frente 57 de las Farc.

Según El Alemán, no sólo las Accu aportaron unidades, sino que la Fuerza Pública cumplió el acuerdo de “no entorpecer el avance de las Accu en las zonas donde se estaba realizando la Operación Génesis”. Añadió el jefe paramilitar que Maderas del Darién, una filial de Pizano S.A., que durante muchos años se ha beneficiado de concesiones para la explotación de maderas y en particular del cativo —especie en extinción—, colaboraba con los paramilitares, inclusive con aportes en dinero. Las versiones de Macaco y H.H. son, asimismo, piezas sustanciales de un expediente de más de 9.500 folios sobre por lo menos 1.700 crímenes perpetrados en Jiguamiandó y Curvaradó, Vigía del Fuerte, Pavarandó, Cacarica, San José de Apartadó y Dabeiba, y que siguen hoy, 13 años después, en la total impunidad.

El neoparamilitarismo

De todos estos hechos no se puede hablar en pasado, sino en presente histórico. En el nivel nacional las investigaciones de la Corporación Nuevo Arco Iris demuestran que el neoparamilitarismo está en pleno crecimiento. Si en 2008 había 250 municipios con presencia de los nuevos grupos, en 2009 eran ya 300 y el número de integrantes se aproximaba a 11.000 efectivos. “Se diferencian de la anterior generación de paramilitares en que aún no tienen una estructura nacional que los cobije a todos”.

Según la revista Semana, desde 2008 las Autodefensas Gaitanistas “instalaron hombres vestidos de civil en los territorios de propiedad de afrocolombianos e indígenas para vigilar los movimientos de los líderes, básicamente, y evitar cualquier intento de organización de la gente”.

Las víctimas

A medida que la gente se organiza para defender sus derechos, las muertes ejemplarizantes han ido en aumento: Benjamín Gómez, muerto en Caño Manso; Chemita, asesinado en Cacarica; Walberto Hoyos, asesinado el 14 de octubre de 2008. Todas las víctimas han encabezado procesos jurídicos para recuperar tierras de las que habían sido desplazados en Curvaradó y Jiguamiandó. La Fiscalía está investigando 23 compañías palmicultoras por haber ocupado territorios colectivos ancestrales de manera arbitraria y violenta.

Al conflicto de tierras, que ha sido ampliamente conocido por la opinión pública, hay que sumar el proyecto de construcción del tramo de la carretera Panamericana, entre Lomas Aisladas y el Alto de Letras, que supone no sólo el atropello a zonas declaradas reservas de la biósfera y patrimonio de la humanidad —como el Parque Catíos—, sino el desplazamiento de comunidades indígenas.

Según Naciones Unidas, entre 1996 y 2002 han sido asesinados 997 indígenas de los pueblos Emberá Catío y Dobidá del municipio de Acandí, por donde atravesaría la vía; entre 2004 y 2007, los indígenas asesinados han sido 519, y los desplazados, 30.000. La valorización de las tierras de la región, gracias al anuncio del proyecto, ha tenido ese terrible efecto.

Hay que agregar que en el Urabá chocoano muy conocidos paramilitares como los Castaño y los Builes poseían haciendas, tierras que Estupefacientes e Incoder han prometido expropiar y distribuir entre las víctimas del conflicto sin que esa elemental medida se haya podido llevar a cabo. Por el contrario, dirigentes campesinas, como Yolanda Niño y Ana Isabel Gómez, que encabezaban las demandas fueron asesinadas.

Argenito fue enterrado con lágrimas secas. Llorar está prohibido, otra forma de la ley del silencio.

Los ‘paras’ y la mafia de la madera

A los litigios por tierras hay que sumar la explotación de la madera, negocio hoy controlado por el neoparamilitarismo. Sobra decir que Chocó es uno de los bosques húmedos más importantes del planeta y que su riqueza maderera proverbial ha sido explotada desde los años 50. Existen identificadas y clasificadas más de 8.000 especies vegetales, de las cuales la asociación cativo —cedro, caoba, roble, ceiba tolúa— es la más perseguida.

Hoy se sacan de la selva chocoana más de un millón y medio de metros cúbicos de todo tipo de maderas. El 75% de ese volumen corresponde a los cativales que, como se sabe, cumplen una función ambiental decisiva: mantienen el cauce de los ríos y regulan los nutrientes de la vida acuática. La madera ha sido explotada por grandes empresas como Pizano y Comercializadora de Maderas del Chocó, mediante concesiones hechas por diferentes gobiernos. Greenpeace tiene la sospecha de que muchos de los contratistas de esas empresas estuvieron asociados al paramilitarismo. Hoy no hay duda de que el neoparamilitarismo tiene en la explotación maderera una gran fuente de financiación y, en esta medida, controla el negocio. Y Codechocó continúa otorgando licencias y licencias.

Por: Alfredo Molano Bravo /
Tomado de: Especial para El Espectador

Puntualizaciones sobre Chomsky, los Castro, Chávez…

XXI Asamblea del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, en La Habana, Cuba, el 28 de octubre de 2003.

Palacio de Miarlores, en Caracas, Venezuela, el 24 de agosto de 2009


Mi artículo “Chomsky en bufón de Chávez”, publicado primero en el Boletín CUBA libertaria y reproducido luego en inglés, francés, italiano y alemán en diferentes web, no ha sido del agrado de cuantos siguen viendo en los Castro, Chávez, etc., los adalides del socialismo y del antiimperialismo de hoy en día. Y ello pese a las evidencias cada vez más obvias de lo que realmente son el “socialismo” y el “antiimperialismo” de esos histriónicos caudillos populistas.

Por supuesto que era de esperar estas reacciones; pues no hay mayor ceguera que la producida por la adhesión a hombres providenciales. La historia está llena de casos paradigmáticos de cegueras colectivas de este tipo: el de los Hitler, Mussolini, Stalin, Mao, Perón y Evita, por no remontar muy lejos. Cegueras colectivas que sólo la historia y el cambio generacional disiparon. No seré pues yo quien intente devolver la visión a quienes no quieren ver. El tiempo, la historia les obligará a ello, aunque… tampoco se puede afirmar de manera categórica; pues es suficiente con ver a los admiradores del “socialismo real” que aún quedan por ahí. Y ello pese al derrumbe del muro de Berlín, al “capital-comunismo” chino, etc.

Lo que no me esperaba, lo sorprendente, ha sido una cierta crítica… Una “crítica" que no cuestiona el fondo de mi reacción, ante la bufonada de Chomsky, sino la forma… Pues, en cuanto al fondo, esta “crítica” reconoce que esos líderes, “los Castro, Chávez, Lula y Morales”, constituyen “una mezcolanza seudo izquierdista”, además de ser “sedicentes antiimperialistas”. Una “crítica” sorprendente…No sólo por este reconocimiento y por desear “una sociedad sin explotación social” y “sin tutela de ninguna minoría encima de las masas y sin el control de éstas”, sino porque hace suya la visión socialdemócrata de la “necesidad de los trabajadores de ampliar la superficie de la jaula en que estamos”. Ampliar en vez de destruirla. Y ello justificado porque Chomsky dijo en noviembre de 1996, a los estudiantes de Historia de la Universidad de Sào Paulo, que “la disminución del Estado mengua el espacio en que se puede ejercer la influencia pública” y que esto “no es un objetivo anarquista”. Un Chomsky presentado como un encomiable “compañero de viaje” del anarquismo, aunque también se nos insiste en no olvidar que “Chomsky no está afiliado a un grupo anarquista, si bien está cerca de los IWWW de los EE. UU.”

Es pues esta sorprendente profesión de fe socialdemócrata, la que se nos aconseja asumir desde curiosos planteamientos “anarquistas”, la misma que me incita a hacer unas puntualizaciones sobre Chomsky, los Castros, Chávez, etc. No sólo por lo cuestionable de la justificación chomskyana del Estado sino también por lo que esa “crítica” pretende justificar realmente con ella: el silencio frente a conductas que están contribuyendo hoy, como las similares de ayer, a castrar las aspiraciones revolucionarias de las masas explotadas y a desacreditar la idea misma de socialismo como proyecto social emancipador. Conductas que aplican a la letra eso de “ampliar la superficie de la jaula” y de hacer del Estado el eje de la vida pública, con el resultado que ellas dieron en el pasado y que están dando en el presente, y que cada uno juzgará en función de su conciencia social y política.

En consecuencia, y por parecerme obvio, mis puntualizaciones se centrarán en la responsabilidad del hacerse cómplice de este silencio. Por supuesto, la responsabilidad de Chomsky por no denunciar hoy estas conductas, las mismas que ayer denunció en contextos inclusive más revolucionarios, y también nuestra propia responsabilidad, en tanto que anarquistas, si por miedo a “herir a los trabajadores, sobre todo latinoamericanos, que mantienen cierta confianza en direcciones y líderes que nos parecen ni fiables ni serios”, nos callamos y no decimos lo que pensamos sobre ese populismo pretendidamente revolucionario. Lo que piensan y dicen ya, con valentía y honestidad que les honra, numerosos marxistas no dogmáticos en el mundo entero y en la propia Cuba y Venezuela.

La caución chomskyana al populismo seudo revolucionario

El hecho de ser Chomsky uno de los intelectuales estadounidenses más críticos de la democracia, pretendidamente existente en los EE. UU., y de la política imperialista de los gobiernos norteamericanos, no le exonera de ser igualmente crítico con la ausencia de democracia en regímenes tanto o más autoritarios que el yanqui. Además, el antiimperialismo de Chomsky no puede ser un antiimperialismo de conveniencia, debe serlo de convicción. Como lo era en el pasado, cuando fustigaba, por las mismas consideraciones políticas y éticas, tanto al norteamericano como al soviético. Una equidistancia honesta, moral y consecuente con sus ideas de justicia y libertad para todos. De ahí que fuese escuchado y se convirtiese en referencia ética y política para cuantos rechazaban esas dos caras de lo inaceptable: la explotación y la dominación.

Entonces, su crítica no era maniquea. Lo que reprochaba a un campo no lo justificaba en el otro. No había parcialidad ni retórica de circunstancias sino exigencia de verdadera coherencia entre medios y fines. Tanto en un lado como en el otro. No era pues cuestión de su moral y la nuestra, como lo pretendían los que denunciaban y condenaban la pena de muerte en los USA y la justificaban en la URSS o al revés. Chomsky no era entonces ni de éstos ni de aquéllos. Al contrario, denunciaba a los que practicaban esta doble moral, y éste es el Chomsky que debería seguir siendo si no ha renegado de lo que fue en el pasado. El Chomsky que, a la pregunta del por qué había dicho que Lenin y Trotzky fueron los peores enemigos del socialismo en el siglo XX, peores que Hitler, Mussolini, Chang-Kai-Chec, Truman o Churchill, respondió: “Contrariamente a los que usted menciona, Lenin y Trotzky fueron enemigos del socialismo por varias razones. Primero destruyeron sistemáticamente Rusia, desmontando y prohibiendo las organizaciones socialistas y demás organizaciones populares, que aparecieron durante el periodo de entusiasmo revolucionario, antes de que Lenin y Trotzky se amparasen del poder. Segundo, lo hicieron en nombre del “socialismo” y así sabotearon el socialismo, no solo en Rusia sino también en el mundo entero. La tiranía antisocialista instituida por Lenin y Trotzky fue transformada mas tarde en una monstruosidad absoluta por Stalin”.

¿Serán hoy los Castro, Cháves, etc., más consecuentes con el ideal socialista que lo fueron entonces los Lenin, Trotzky, etc.? ¿Son las “organizaciones socialistas y demás organizaciones populares” las que deciden en sus países o son los Castro, Chávez, etc., los que lo hacen?

La responsabilidad de Chomsky es por esta inconsecuencia, por este silencio; pues ¿qué sentido tiene decir, tras dejarse fotografiar con el caudillo Chávez y agradecerle su socialismo del siglo XXI, que en el país hay “enorme corrupción, elementos de caudillismo- la tradicional plaga latinoamericana”, al final de una visita de 48 horas a Venezuela? Y no digamos de su visita a Cuba, dejándose fotografiar con Castro, otro caudillo, poco tiempo después de que éste hubiese hecho fusilar a unos jóvenes negros simplemente porque habían querido escapar de la “jaula”, que era y sigue siendo Cuba, sin haber matado ni herido a nadie. Sí, ciertamente, el número de fusilados en Cuba está muy lejos del de los fusilados en Rusia por los chekistas… Pero, al menos para mí, matar a esos jóvenes negros es tan odioso e inaceptable como lo fueron los miles de asesinatos chekistas. Además de responder a la misma lógica del terror. Y eso es algo que Chomsky no debería haber olvidado, ni siquiera a los cerca de 80 años que debía tener entonces.

Además, no ha dicho Chomsky: “El anarquismo, por lo menos como le comprendo, es la tendencia del pensamiento y de la acción humana que busca identificar las estructuras de autoridad y de dominación, a llamarlas para que se justifiquen desde el momento en que se demuestra que son incapaces de hacerlo y trabajar para rebasarlas. Formas de opresión que antes eran a penas reconocidas y aun menos combatidas no son hoy en día consideradas como tolerables. Es un éxito y no un revés del anarquismo.”

La caución del silencio…

Por las mismas razones por las que Chomsky se creyó obligado a repetir lo que había dicho de Lenin y Trotzky, y con el mismo derecho que él se otorgó para decir lo que pensaba sobre las conductas de esos dos personajes durante la revolución rusa, yo seguiré denunciado a los Castro, Chávez, etc., de ser también enterradores de las aspiraciones emancipadoras de sus pueblos. Pues no sólo es lo que pienso sino lo que piensan y no paran de repetir los militantes asociativos y sindicalistas revolucionarios que defienden la autonomía de las organizaciones socialistas y demás organizaciones populares en esos países. No sólo por el incumplimiento de las promesas hechas al pueblo y la represión judicial contra los sindicalistas obreros y campesinos que exigen tal cumplimiento sino por la criminalización de la lucha social, como lo hacían y lo siguen haciendo los regímenes burgueses.

El hilo conductor y el objetivo de esta forma de gobernar, supuestamente “progresista”, son los mismos que en el pasado, cuando los gobiernos aplastaban las rebeliones populares con represión militar. Sólo que ahora la estrategia de dominación promueve el control de la insubordinación por los propios ciudadanos y ciudadanas convertidos en brazo ejecutor de las políticas de contención estatales. De ahí la implementación de las Misiones (Venezuela), los programas Socio-país (Ecuador), la Red Solidaria (El Salvador) o Familias en Acción (Colombia), como el Bono Juancito Pinto (Bolivia), o la Bolsa Familia (Brasil), o el programa Tekopora (Paraguay), o el bono Mi familia Progresa (Guatemala), o también el programa Oportunidades (México), entre otros, como estrategias de intervención y control social. Además, claro está, de los “Comités de Defensa de la Revolución”, los famosos CDR cubanos.

Y todo ello para que las transnacionales puedan continuar sin problemas laborales mayores la explotación de los recursos naturales de estos países dentro del mismo modelo desarrollista de la globalización capitalista neoliberal. Y eso pese, o gracias, a los encendidos discursos antiimperialistas y antioligárquicos de los Castro, Chávez, etc.

Lo asombroso es el silencio de ciertos intelectuales de izquierda ante estas actuaciones que consolidan y ratifican el liberalismo político y económico, que, como en el pasado, sólo beneficia a la burocracia y a los sectores de la burguesía cercanos a los que gobiernan. De esa izquierda que antes era crítica, radical, iconoclasta con los discursos del poder, y que ahora, por apoyar, suscribir y adscribirse a los proyectos políticos de los denominados gobiernos progresistas, ha arriado la bandera de la crítica social e intenta justificar lo injustificable: la demagogia y la corrupción. Una connivencia que va más lejos que el simple silencio, pues, en su afán de impedir el debate, la crítica y la discusión en el seno de la izquierda en el continente y en el mundo, recurren a lo de siempre: la calumnia, la descalificación y el insulto.

Así, mientras se guarda silencio, un silencio que es complicidad, el continente entero está girando hacia lo que ya algunos socialistas auténticos llaman el “posneoliberalismo”, aunque también se le podría llamar la forma "democrática" del “socialismo” chino. Y es así como una transición, que efectuada por gobiernos abiertamente neoliberales habría sido traumática, se produce sin mayores tensiones gracias a estos gobiernos -que también podemos llamarles ya “posneoliberales”. Gobiernos que, además de acentuar los procesos extractivistas, productivistas, de privatización territorial y criminalización social a favor de las transnacionales y las burguesías de la región, están poniendo a tono el continente con las exigencias económicas y las injusticias laborales de la globalización capitalista. A lo que se debe agregar la pérdida de credibilidad ética de las izquierdas latinoamericanas por lo comprometidas que están en la corrupción, las estafas, los latronicios y el clientelismo.

Ante tal situación, y con la misma voluntad que Chomsky demostró en su momento para hacer frente a los que, para callarle, le acusaban de contribuir, con sus críticas del falso “socialismo real”, al reforzamiento del discurso contrarrevolucionario del campo pro yanqui e inclusive insinuaban de que él estaba a sueldo de la CIA de ese tiempo, yo seguiré impertérrito denunciando (y apoyando a cuantos denuncian) estas nefastas derivas del ideal emancipador. Derivas propuestas e implementadas por Caudillos y movimientos populistas, demagógicos, falsamente e histriónicamente revolucionarios. No sólo porque es falso que al hacer esta crítica se dé armas a los enemigos de la revolución, la verdadera, la del pueblo y no la de los burócratas, sino porque esta crítica es necesaria, fundamental, para que el pueblo laborioso pueda recuperar su autonomía y vuelva a luchar por una transformación social que ponga fin a la explotación y dominación que soporta desde hace tantos siglos.

No obtendrán pues mi silencio. Y menos aún con calumnias, amenazas o críticas autosuficientes. No sólo porque lo considero un deber -como Chomsky entonces- sino también porque a esas calumnias y amenazas puedo oponer mi historial, mi biografía, en el terreno de la lucha contra el imperialismo y todas las formas del Poder, y a esas críticas autosuficientes los hechos históricos.

Además, ¿por qué me callaría, si son muchos los marxistas críticos que, como yo, se indignan y se manifiestan contra la “cínica retórica de la resignación”, coincidiendo con los anarquistas en que “el socialismo no puede concederse desde arriba” y que, para resolver los problemas de su construcción, “la libertad más amplia, la actividad más amplia, la más amplia parte de la población es necesaria”? ¿Por qué lo haría, si esta coincidencia, entre anarquistas y marxistas críticos, en actualizar la necesidad de recuperar la autonomía para los movimientos sociales y en rechazar los planteamientos dogmáticos y doctrinarios en el combate contra el capitalismo y el Estado es un hecho esperanzador? No por convencimiento y fidelidad ideológica sino por conclusión lógica de lo que nos enseña la historia y la vida de cada día.

Efectivamente, como lo reconocen estos marxistas, “a lo largo de todo el siglo XX, mucha agua ha corrido bajo los puentes de las revoluciones”… Como también es verdad que “a lo largo de las experiencias sociales y de las investigaciones antropológicas, los enfoques teóricos del Estado se han enriquecido y profundizado”, desmitificando el fetichismo del poder al evidenciar “la genealogía de las relaciones de poderes”. Además de que “las retóricas liberales del Estado mínimo o del repliegue del Estado no hacen sino resaltar con más relieve el núcleo duro de sus funciones represivas y su papel eminente en la puesta en pie de los dispositivos del biopoder”. De ahí que, “si el tejido de las relaciones de poder hay que deshacerlo, y si se trata de un proceso a largo plazo, la maquinaria del poder del Estado hay que romperla”.

Y si a esto le agregamos la denuncia de “las ilusiones parlamentarias”, del “cretinismo parlamentario”, y de todas las ortodoxias revolucionarias, ¡cómo no confiar en el encuentro de todos los heterodoxos de las ideologías, supuestamente manumisoras, en el combate contra el Capital y el Estado!


Por: Octavio Alberola
Tomado de: Cuba Libertaria - Kaos en la red

Aparece en Colombia una fosa común con 2.000 cadáveres


En el pequeño pueblo de La Macarena, región del Meta, 200 kilómetros al sur de Bogotá, una de las zonas más calientes del conflicto colombiano, se está descubriendo la mayor fosa común de la historia reciente de Latinoamérica, con una cifra de cadáveres "NN", enterrados sin identificar, que podría llegar a los 2.000, según diversas fuentes y los propios residentes. Desde 2005 el Ejército, cuyas fuerzas de élite están desplegadas en los alrededores, ha estado depositando detrás del cementerio local cientos de cadáveres con la orden de que fueran inhumados sin nombre.

Se trata del mayor enterramiento de víctimas de un conflicto de que se tenga noticia en el continente. Habría que trasladarse al Holocausto nazi o a la barbarie de Pol Pot en Camboya, para encontrar algo de esta dimensión.

Los cuerpos sin identificar ha sido depositados por el Ejército a partir de 2005

El jurista Jairo Ramírez es el secretario del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos en Colombia y acompañó a una delegación de parlamentarios ingleses al lugar hace algunas semanas, cuando empezó a descubrirse la magnitud de la fosa de La Macarena. "Lo que vimos fue escalofriante", declaró a Público. "Infinidad de cuerpos, y en la superficie cientos de placas de madera de color blanco con la inscripción NN y con fechas desde 2005 hasta hoy".

Desaparecidos

Ramírez agrega: "El comandante del Ejército nos dijo que eran guerrilleros dados de baja en combate, pero la gente de la región nos habla de multitud de líderes sociales, campesinos y defensores comunitarios que desaparecieron sin dejar rastro".

Mientras la Fiscalía anuncia investigaciones "a partir de marzo", tras las elecciones legislativas y presidenciales, una delegación parlamentaria española integrada por Jordi Pedret (PSOE), Inés Sabanés (IU), Francesc Canet (ERC), Joan-Josep Nuet (IC-EU), Carles Campuzano (CiU), Mikel Basabe (Aralar) y Marian Suárez (Eivissa pel Canví) llegó ayer a Colombia para estudiar el caso y hacer un informe para el Congreso y la Eurocámara. La situación de la mujer como primera víctima del conflicto y la de los sindicalistas (solo en 2009 fueron asesinados 41) centrarán también su trabajo en diferentes zonas del país.

Más de mil fosas en el país

El horror de La Macarena ha puesto de actualidad la existencia de más de mil fosas comunes con cadáveres sin identificar en Colombia. Hasta finales del pasado año, los forenses habían censado unos 2.500 cadáveres, de los que habían logrado identificar a cerca de 600 y entregar los cuerpos a sus familiares.

La localización de estos cementerios clandestinos ha sido posible gracias a las declaraciones en versión libre de los mandos medios presuntamente desmovilizados del paramilitarismo y acogidos a la controvertida Ley de Justicia y Paz que les garantiza una pena simbólica a cambio de la confesión de sus crímenes.

La última de estas declaraciones ha sido la de John Jairo Rentería, alias Betún, quien acaba de revelar ante el fiscal y los familiares de las víctimas que él y sus secuaces enterraron "al menos a 800 personas" en la finca Villa Sandra, en Puerto Asís, región del Putumayo. "Había que desmembrar a la gente. Todos en las Autodefensas tenían que aprender eso y muchas veces se hizo con gente viva", ha confesado el jefe paramilitar a la fiscal de Justicia y Paz.
................................................................................

"El Gobierno no quiere investigar"
Alfredo Molano. Sociólogo y escritor


Alfredo Molano, uno de los columnistas más influyentes de Colombia, ha recorrido el país como cronista de la violencia, lo que le valió el exilio para escapar de las amenazas de militares y paramilitares.


¿Cuál es la situación de las fosas en Colombia?
La propia Fiscalía General de la Nación habla de 25.000 “desaparecidos”, que en algún sitio tienen que estar. Hay cementerios clandestinos enormes en Colombia. Hay gente borrada. También es posible que hayan hecho desaparecer muchos restos como en los hornos crematorios del nazismo.

¿Estas fosas tienen que ver con los llamados ‘“falsos positivos”?
Sí, todo esto puede estar relacionado con los “falsos positivos” [colombianos civiles asesinados a la que se presentaba como “muertos en combate”]. El ejército los enterraba clandestinamente. Buena parte de ellos van a encontrarse en estas fosas comunes.

¿Cuál puede ser la magnitud de estos hallazgos de fosas?
Terrible. Ni en los años cincuenta hubo en Colombia tanta brutalidad como la que muestran estas acciones de los paramilitares, pero el Gobierno no tiene voluntad de investigar a fondo, y sólo dejará que aparezcan algunas tumbas. Además, los plazos son larguísimos y las dificultades técnicas para las identificaciones, pruebas químicas y ADN son enormes.

Por: ANTONIO ALBIÑANA
Tomado de: www.publico.es
Caricatura: Bacteria

viernes, 22 de enero de 2010

Lenguajes que encubren la realidad de agresión y exterminio


El Gobierno actual se ha acostumbrado a cubrir con oficios que se multiplican de un despacho a otro, la barbarie que sus agentes ejercen en las comunidades estigmatizadas. Recibimos continuamente documentos en que se dice que en el área de nuestra Comunidad de Paz “no pasa nada”; que permanentemente se imparten cursos para que las tropas respeten estrictamente los derechos humanos y que incluso han impreso manuales de protección, siguiendo las instrucciones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y de la Corte Constitucional, pero todo resulta contrario a la realidad. En el fin de año, se nos dijo que una Comisión Nacional de la Inspección del Ejército se había desplazado hasta Carepa para investigar todas nuestras denuncias y que habían dado nuevas instrucciones para respetar los derechos humanos. Sin embargo, un mes después, las tropas han regresado a sus prácticas de barbarie sin ningún pudor.

· El jueves 7 de enero de 2010, hacia las 17:00 horas, miembros del Ejército ingresaron a nuestro asentamiento de La Unión junto con dos encapuchados, violando el área de vivienda y trabajo de la Comunidad de Paz, y le decían a los pobladores que llevaban los encapuchados para la gente se acordara de lo que ellos (los paramilitares) han hecho en el pasado y sintieran miedo.

· Los días jueves 7 y viernes 8 de enero de 2010, hacia las 19:00 horas, dos hombres en trajes civiles y con armas cortas detuvieron los vehículos que se movilizaban entre el caserío de San José y el asentamiento de San Josesito, observaban a los pasajeros y luego les decían que no habían encontrado a los que buscaban y que por lo tanto podían seguir tranquilos.

· El martes 12 de enero de 2010, hacia las 16:00 horas, se presentaron enfrentamientos entre el Ejército y la guerrilla en terrenos de la hacienda El Guineo, asentamiento de nuestra Comunidad de Paz, de la vereda Naín.

· El jueves 14 de enero de 2010, a las 14:30 horas, miembros del Ejército ingresaron en la vivienda de un coordinador de la Comunidad de Paz en la hacienda El Guineo de la vereda Naín (limítrofe entre San José de Apartadó y Tierralta, Córdoba) y comenzaron a insultarlo y a decirle que ellos eran guerrilleros y que la Comunidad de Paz era guerrillera. Afirmaron que están buscando la forma de exterminar la Comunidad de Paz y de eliminar a Eduar Lanchero, acompañante de la Comunidad contra quien el desertor de las FARC alias “Samir” ha difundido numerosas calumnias por todos los medios de información, inducido por la Brigada XVII. Cuando el coordinador les exigió respeto y les pidió que se retiraran, ellos respondieron en la forma acostumbrada, afirmando que ellos hacen lo que quieren sin importarles las leyes. Además, destruyeron el pozo que suministra agua a las familias de El Guineo; dañaron la platanera y otras fuentes de agua.


· Entre los días 12 y 16 de enero de 2010, miembros del ejército han destruido cultivos de yuca, frijol a miembros de la comunidad en la vereda la Resbalosa, al exigírseles respeto han respondido con insultos tratando a la comunidad de guerrillera y que la van a destruir.
· El 17 de enero de 2010, en la emisora del ejército, alias “Zamir” atacó de nuevo a la comunidad, entre las cosas que dijo era que no tenían que preocuparse de él nadie sino solo los del consejo de la comunidad nombrando a Gildardo Tuberquia, Wilson David, Conrado David, Jesús Emilio Tuberquia y Eduar Lanchero.

El Ministerio de Defensa sigue respondiéndole a los organismos internacionales que tales comportamientos ya no existen; que eran del pasado. Sin embargo, con audacia y descaro las tropas continúan anunciando el exterminio de la Comunidad de Paz y de sus acompañantes y se ufanan de utilizar mecanismos que causen terror en la población.

Si bien la “justicia” que debe ser ejercida por los organismos de control acumula impunidad todos los días, la Comunidad tiene una decisión firme de no ceder espacios a la muerte y seguir denunciando los planes de exterminio y de barbarie del actual Gobierno. Nos apoyamos en la solidaridad insobornable de colombianos y extranjeros que creen en nuestros principios y proyectos y nos acompaña la convicción de que algún día la humanidad y la historia tienen que juzgar con severidad a quienes destruyen tan cínicamente todos los principios de convivencia civilizada.


Comunidad de Paz de San José de Apartadó
Enero 18 de 2010



Tomado de: cdpsanjose.org

miércoles, 20 de enero de 2010

La pobreza un "Crimen" que se paga con la Muerte

A través de este documental Felipe Zuleta Lleras periodista colombiano demuestra como, a pesar de las evidencias, mas de 1.000 asesinatos de jóvenes inocentes cometidos por parte de estado quedan impunes frente a la mirada de una sociedad a la cual ya nada le aterra.


La pobreza un "Crimen" que se paga con la Muerte - Parte 1


La pobreza un "Crimen" que se paga con la Muerte - Parte 2



Por: Felipe Zuleta Lleras
Tomado de: www.youtube.com/FelipeZuletaLleras

El diablo en Haití

Haití (¡ay de ti!, dice la lamentación), adonde llegó de fuga el doctor Hannibal Lecter seguramente a comer carne de negro, es la tierra del realismo maravilloso, creado o por lo menos muy bien trabajado por el escritor cubano Alejo Carpentier en su novela El reino de este mundo.


Niña haitiana-Alice Smeets (AP) - Puerto Príncipe, Cité Soleil - 2008

Haití, que dio una lección a toda América de cómo hacer una revolución, cómo luchar contra el colonialismo y seguir la ruta de Espartaco en la liberación de los esclavos, es hoy –como ayer- una nación destruida.

Y no sólo los fenómenos naturales se han ensañado contra el país más desamparado de este hemisferio. Haití, después de los tiempos del rey negro Henri Christophe (miles de esclavos construyeron para él el Palacio de Sans-Souci), han tenido muy cerca a un diablo. Y no es que, como lo dijera a grandes voces un predicador de la isla, los haitianos hayan hecho un pacto con el demonio, como sí lo hizo el gran violinista italiano Niccolo Pagani, sino que les ha pasado como, por decir, a los mexicanos en el siglo XIX: muy lejos de Dios pero muy cerca de los Estados Unidos.

La ruina política y económica de ese país, misterioso para muchos, ha sido impuesta desde hace tiempos. La devastación provocada por el terremoto cae sobre una tierra arrasada, objeto de todas las humillaciones y expoliaciones de parte de los Estados Unidos, que allí ha puesto y quitado tiranuelos y presidentes de bolsillo, según sus intereses y vaivenes estratégicos.

Como se sabe, Washington se ha opuesto desde antes de los terribles tiempos de Papá Doc, a la construcción de una economía estable y sostenible en ese país. Uno de los efectos de las intervenciones gringas en los asuntos internos de Haití ha sido, por ejemplo, el desplazamiento de miles de personas de los campos para ir a engrosar lo que desde hace años se conoce como las villas miseria, casi todas en Puerto Príncipe.

Haití, como se ha dicho la primera en promover la libertad de los esclavos, tiene precisamente un trabajo esclavista impuesto por las élites nativas y extranjeras. El país no tiene infraestructuras civiles, financieras y productivas que permitan a la gente acceder a trabajos decentes y a tener resueltas sus necesidades básicas. Es más: parece que el proyecto neocolonialista lo que busca es exactamente que los haitianos mal vivan en medio de las hambrunas y las enfermedades.

Hay que recordar que después de la revolución haitiana (de la cual Bolívar también se nutrió), Estados Unidos estuvo mucho tiempo, más de sesenta años, sin reconocer al nuevo país. Y más bien lo invadió en 1915 no sólo para “abrirlo a la propiedad extranjera en los asuntos locales”, sino para inaugurar un estado perpetuo de intervenciones y dominación. Entre sus tácticas –tan conocidas en otros territorios- estuvieron las de aupar a sanguinarios dictadores, los cuales se encargaban de cuidar la propiedad de los extranjeros, entre los cuales estaba el City Bank.

Haití, la que derrotó a Napoleón y su imperio, tierra de maravillas, de vudú y pintores populares, ha vivido en la boca del lobo. Y uno de los más recientes lobos –hay que recordarlo- fue Bush, que bloqueó internacionalmente a los haitianos y puso en jaque al gobierno de Jean-Bertrand Aristide, el primero elegido por voto popular en toda la trágica historia de esa nación. Uno de los intentos de Aristide para mejorar la situación de sus compatriotas había sido la de aumentar el salario mínimo.

Y entonces la medida desató la furia de las transnacionales y de los cipayos locales, acostumbrados a tener mano de obra barata. Lo que pasó ya lo sabemos: Aristide fue expulsado del país por los terroristas auspiciados por Estados Unidos, y sus copartidarios fueron masacrados. Su lugar lo ocuparon los arrodillados de Washington que siguieron sumiendo al país en la miseria y la represión.

Haití, ¡pobre de ti!, continúa el lamento. Tierra arrasada no solo por la naturaleza sino por lo que sí sería el auténtico diablo posmoderno: el imperialismo norteamericano.

Por: Reinaldo Spitaletta
Tomado de: El Espectador

domingo, 17 de enero de 2010

Entrevista con Yuri Neira

“El asesinato de Nicolás y demás jóvenes está estrechamente ligado a una política de Estado de represión, censura y control”

Entrevista del colectivo Mecha Libertaria de la Red Libertaria Popular Mateo Kramer a Yuri Neira, padre de Nicolás Neira, realizada el martes 12 de enero de 2010, sobre los recientes sucesos alrededor del fallo de la Procuraduría contra agentes del ESMAD involucrados en la muerte del joven libertario.

Mecha: ¿Cómo recibió el fallo de la Procuraduría, en el que se establece la responsabilidad del ESMAD en la muerte de Nicolás?
Yuri: Era un fallo que se esperaba hace tiempo, ya que por buenas fuentes sabíamos que varios meses atrás estaba resuelto, pero desde los mismos altos mandos de la procuraduría no lo dejaban salir; en noviembre del 2008 se había ordenado, pero el Procurador General delego; una forma simple de lavarse las manos y no pelear con sus amos, al Vice- Procurador dar el fallo. Ahora sabemos que la función de la Procuraduría no es judicializar sino adelantar investigaciones disciplinarias, la vía fácil, y en esto tardó 1710 días con un crimen en donde era clara la responsabilidad del ESMAD y no solo de dos oficiales, sino además de todos los integrantes de la policía que estaban presentes.

Así las cosas, no estoy conforme con el fallo, es un principio, es solo como un 10% de verdad, ya que en pos de la justicia y la transparencia se ha debido destituir e inhabilitar por lo menos a 40 o 50 de los casi 90 miembros del ESMAD que estuvieron, vieron, acolitaron y dieron falso testimonio ante la procuraduría, amparando a sus compañeros asesinos del grupo ESMAD de la policía nacional.

Mecha: ¿Cuál es el estado de la investigación alrededor del caso de Nicolás?
Yuri: Por parte de la Procuraduría aparentemente está todo dicho, pero si los miembros del ESMAD afectados apelan, nos demoraríamos legalmente unos 6 meses más para que quedara en firme la resolución de destitución. Sin embargo como quien tiene que proferir o ratificar el fallo es la misma Procuraduría creo, por conocimiento de causa, que esto se tardara unos 24 meses más.

Sobre la parte penal, o sea la que lleva la Fiscalía, lo normal sería en una sana lógica, que el fiscal, con lo emitido por la Procuraduría, presentara cargos como mínimo a los oficiales destituidos y reanudara las investigaciones de manera seria, responsable, juiciosa y firme contra los miembros del ESMAD de las dos escuadras que estaban en el lugar de los hechos, ya que si recordamos la investigación ha pasado por más de 4 fiscales y más de 10 investigadores. Además la Fiscalía debería emitir una alerta nacional e institucional sobre el actuar de este grupo de represión contra el inconformismo social.

Mecha: ¿Cómo se ha dado el proceso de exigencia de verdad, justicia y reparación?
Yuri: Por nuestra parte, incluyendo a los abogados que nos representan, día tras día hemos exigido que esa triada, verdad, justicia y reparación, salga adelante dentro de un Estado social de derecho, pero hasta el momento la impunidad sumada a la parapolítica, la narcopolítica y el ESMAD, o sea factores que reunidos constituyen la seguridad democrática, no nos han dejado ver ninguna de las tres. Pero gracias a la resistencia y el acompañamiento de tod@s, lograremos que está cabalgue libremente por la memoria de tod@s l@s caíd@s.

Mecha: ¿Qué piensa de otros casos de asesinatos de jóvenes en manos de la Policía?
Yuri:
Me da tristeza el solo pensar que hay muchos jóvenes asesinados por parte de los miembros de la policía nacional, y me da más tristeza reconocer que al Estado no le interesa saber la verdad y menos investigar dentro de sus instituciones.

Si las famosas investigaciones exhaustivas llegaran a su final, estoy en un 90% seguro que la policía nacional, o sea la supuesta autoridad competente, primero no existiría, segundo quien no tuviera vergüenza trabajaría en ella y tercero hablar de policía sería hablar de corrupción. Ahora depende de tod@s nosotr@s trabajar por visibilizar estos asesinatos y a sus culpables, porque aunque sabemos que son policías, ahora se los debe individualizar para poder judicializarlos.

Mecha: ¿Cree que el caso de Nicolás se relaciona con una política de represión contra las y los jóvenes?
Yuri:
Tal cual y eso tiene una razón de ser: que al Estado le preocupa mucho que l@s jóvenes se estén preparando para el manejo de la sociedad. Le preocupa que estudian, se preparan y son consientes de una problemática social sin dejar de ser jóvenes; el Estado le teme al poder de su palabra.

Las grandes multinacionales de armas y muerte se verían abocados a la desaparición y con ellos los Uribe, los Uribitos, los Santos, los Valencia Cosio, RCN, Caracol, El Tiempo y demás. De ahí la famosa seguridad democrática que para ustedes l@s jóvenes es igual a una política de represión. Entonces estoy seguro que el asesinato de Nicolás y demás jóvenes está estrechamente ligado a una política de Estado de represión, censura y control.

Mecha: ¿Qué tipo de solidaridad y acompañamiento ha recibido en su lucha por el caso de Nicolás?
Yuri:
Las organizaciones, las Ong´s, los colectivos, fundaciones y demás grupos, como la Mateo Kramer, dedicados a la defensa de los Derechos Humanos, han estado ciento por ciento a nuestro lado, acompañando en las marchas, conversatorios, acciones directas, pintas, enseñanzas, talleres, cursos etc.

Durante estos 1725 días con sus 41.400 horas que llevo sin Nicolás, pero con el acompañamiento de tod@s ustedes, saco mi gasolina para continuar. Ustedes me han enseñado hacer tangible la palabra solidaridad, he recibido más de lo que yo merezco, recibo cada día lo que no es mío, es de Nicolás, es hora de repetir mis agradecimientos a tod@s.

Mecha: ¿Cómo podemos aportar a esta causa?
Yuri:
Ya están aportando, esto es un aporte, la publicación, la deferencia para con mi hijo, habiendo tantos jóvenes como él asesinados en peores o iguales circunstancias, pero siempre Nicolás está ahí.

Aportar, y no solo a esta causa sino a la de tod@s, es abolir el silencio, la indiferencia, la apatía y los odios de nuestra conciencia y de nuestros corazones. La rebelión es un derecho y más cuando hay un inconformismo tan grande, cuando el Estado no nos reconoce, cuando nos estigmatiza, cuando crea disposiciones como Agro Ingreso Seguro donde los grandes beneficios queda en manos de unos pocos terratenientes y le brinda las pocas migajas que le quedan solo a unos pocos. Por lo anterior repito que la rebelión se justifica, ustedes aportan siguiendo adelante, viviendo sí con los miedos normales del ser humano, pero sin miedo a la hora de hablar y actuar.

Mecha: ¿Desea decir algo más?
Yuri:
Sí, esta pequeña victoria que es el fallo de la Procuraduría, es de tod@s, es de ustedes l@s que siempre me han acompañado. No es más que eso, una pequeña victoria, y no podemos ser ilusos ni dormirnos en los laureles pensando que este Estado demoniaco, dictatorial, ilegítimo, va a cambiar por reconocer, porque tan solo fue eso, un reconocimiento, que sus ejecutores de la ley están siendo entrenados para reprender el inconformismo social asesinando, torturando y desapareciendo a quien sea para mantener todo lo anterior.

No se ha conocido la verdad y tampoco existe un juicio serio, así que ni para qué hablar de reparación o de no repetición; por eso es importante el papel que ustedes juegan en este ámbito, en sus manos está que sus lectores reconozcan que el fallo de la Procuraduría es tan solo un paño de agua tibia, un saludo a la bandera, es en si un sofisma que nos debe cuestionar: ¿Y la verdad? ¿La justicia? ¿En dónde están?

Por último quisiera informarles que próximamente desde la fundación Nicolás Neira, que en estos días sale, se está preparando la semana contra la brutalidad policial y por el desmonte del ESMAD (Escuadrón Móvil de Asesinos Despiadados, sigla bien merecida) y están tod@s cordialmente invitad@s para hacer parte de este evento. L@s interesad@s en apoyar lo anterior pueden comunicarse conmigo al correo yuristoteles3@gmail.com y desde ahí les indicaré dónde y cuándo es la primera reunión, que se estará realizando la 3° semana de enero 2010.

Solo me resta agradecer el apoyo incondicional de tod@s l@s integrantes de la Mateo Kramer, mis respetos y un fraternal abrazo.

Por: redlibertariapmk.org
Tomado de: Mecha Libertaria

viernes, 15 de enero de 2010

Censura a canales anarquistas en YouTube



Todo empieza con la recategorización de los videos y continúa con la anulación del contador de visitas y comentarios, hasta cerrar las cuentas de los usuarios. El motivo, entre otros, el ingreso de las corporaciones como la Disney al sitio de videos para promocionar sus canales y películas.

La observación de que había comenzado una lenta y pero eficaz censura en el sitio YouTube a videos anarquistas, se hizo notar por los usuarios, al comentar sus situaciones personales en distintos blogs anarcos. A partir de que tomaron conciencia de que no era un caso aislado, surgió un debate sobre si se debe seguir usando los mismos canales que generan el sistema o crear nuevos y propios medios de difusión.

La discusión no tiene un solo punto de vista. Si bien la gran mayoría esta a favor de crear medios propios, muchos reconocen el potencial de páginas como YouTube, por el potencial de difusión que tienen sus videos y la gran cantidad de visitas y comentarios que reciben sus canales.

Es cierto que existen otras páginas para difundir videos de las luchas anarquistas entre la población, pero ninguno con el potencial de la página de videos de Google.

Lo cierto es que el medio esta en plena renovación para hacer lugar a las grandes corporaciones, las cuales le proporcionarían un gran caudal de divisas a la compañía. Está piensa achicar el número de visitas como así también de comentarios y canales para hacerle lugar a las grandes productoras de Holywood, con el objetivo de que puedan alquilar sus películas vía la red.

A continuación. La pagina del blog anarquista y un video que explica el sutil modo de censura.

http://www.alasbarricadas.org

http://www.youtube.com

Ver También:

http://www.tercerainformacion.es/


Tomado de: ARCADIA LGBTI

jueves, 14 de enero de 2010

Dios y la reelección

Dios, que es una invención humana (para otros, el hombre es una invención divina), sirve para todo. Para lo bueno y lo malo, según el maniqueísmo.
Su utilización en la política es de antigua data. En el nombre de Dios se han cometido las peores barbaridades y también, en su nombre, han aparecido hermosas literaturas.

Tal vez todos recordamos un perturbador artículo de José Saramago (El factor Dios), en el cual el Nobel portugués plantea, entre otros asuntos, que las religiones jamás han servido para aproximar y congraciar a los hombres, sino, por el contrario, para la perpetración de las más horrendas matanzas y violencias físicas y espirituales.

A Dios (pobrecito él) se le invoca, por ejemplo, no sólo en las constituciones políticas, sino en la comisión de crímenes, en la aplicación de censuras, en la persecución de los "infieles". O para que salve a la reina, o al rey. Se le nombra en los dólares para que bendiga a América, la gringa, no a la que está a sus pies. Los emperadores romanos eran ellos mismos dioses.

La Inquisición, autora de innumerables crímenes y arbitrariedades, fue una suerte de organización terrorista diseñada para oponerla a la libertad de conciencia, contra el derecho a la libre elección, contra los que decían no. Y todo en nombre de un Dios, al que el poder (alianza Estado-Religión) amañaba a sus intereses. Es sabido desde tiempos remotos que quienes están en el poder temporal utilizan la religión para investirse de autoridad. Y también para imponer obediencia.

A Dios lo invoca el sicario antes de ir a cumplir su macabra labor; el soldado cuando va a la guerra; el paramilitar antes de emplear su motosierra, no para tumbar árboles sino cabezas; el mendigo cuando solicita caridades; el banquero cuando obtiene sus astronómicas ganancias; el invasor yanqui cuando hizo llover napalm en Vietnam; seguramente lo invocó el tripulante del Enola Gay antes de descargar su bomba atómica sobre Hiroshima y también los que hicieron estrellar aviones contra las Torres Gemelas.

Tal vez todos recordamos las "Preguntitas sobre Dios" de Atahualpa Yupanqui: "Que Dios vela por los hombres, / tal vez sí y tal vez no, / pero es seguro que almuerza / en la mesa del patrón". Y también el Destino Manifiesto, doctrina según la cual los Estados Unidos fueron designados por la Providencia para expandirse por el continente y luego por el mundo. Bush, que se creía un elegido, la cumplió a cabalidad.

En Colombia, país en el que existen diversos dioses: el de los mafiosos y el de los pobres y el de los plutócratas, en fin, el Presidente advierte que su reelección está en manos de la Corte Constitucional, el pueblo (otro concepto manoseado y envilecido) y de "Dios, nuestro Señor". Y él, Uribe o el Mesías, sabe del poder político de Dios, del partido que se le puede sacar a la religión y la religiosidad. Sus constantes invocaciones al "Señor" son parte de una estrategia electoral. Un modo de la seducción del poder.

Tal invocación también es una manera de enviar mensajes "subliminales" a la Corte para que dé paso al referendo reeleccionista, lleno de vicios y financiado por las pirámides que dejaron en la ruina a millares de colombianos. A Dios (también al pueblo) se le pueden sacar muchos réditos políticos. Y eso lo conoce de sobra el poder y, en particular, su cabeza visible, el Presidente.

De una forma hábil y con cizaña, Uribe quiere hacer aparecer a Dios (el factor Dios) de su parte; lo mismo a un pueblo, objeto de todas las desgracias, desinformaciones y manipulaciones politiqueras. A la Corte Constitucional, claro, ya la tiene cooptada, como tiene en sus bolsillos la Procuraduría, la Fiscalía y otros organismos, en un país en el cual el Presidente no ha respetado la independencia de los poderes.

El pobre Dios a lo mejor es inocente de todos los usos y abusos que hacen de su nombre, pero, al fin de cuentas, como la canción citada "hay un asunto en la tierra / más importante que Dios / y es que nadie escupa sangre / pa´ que otro viva mejor".


Por: Reinaldo Spitaletta
Tomado de: El Espectador

Divertimento político y falsos positivos

MIENTRAS LA OPINIÓN PÚBLICA SE embelesa con la reelección, lloran las madres de Soacha. En tiempos de hegemonía personalista, crujen las instituciones.
El Procurador amasa su concepto con lecturas parciales de fallos de la Corte Constitucional. Simultáneamente otros seis militares —van veinticuatro y vienen muchos más— quedan en libertad por vencimiento de términos en los casos de asesinatos de jóvenes inocentes a manos de la Fuerza Pública para hacerlos pasar por guerrilleros. La constante histórica de dar prioridad a la picaresca política sobre la justicia permite comprender la debilidad de un Estado de derecho para cuya posible existencia es medular una justicia pronta e imparcial. Algunas afirmaciones del más alto Magistrado de la Patria sirven para entender la mascarada en que vivimos.

Hace cuatro meses el Presidente de la República exhortaba a su recién posesionado ministro de Defensa, Gabriel Silva Luján —ahijado político del semicandidato Juan Manuel Santos— a implementar mecanismos encaminados a la defensa jurídica de los militares acusados de participar en los “falsos positivos”. Lo hacía ante lo que llamó las “falsas denuncias de homicidios cometidos por integrantes de las Fuerzas Militares”. Advertía en esa oportunidad el presidente Uribe que acusar a la Fuerza Pública y enseguida no probar los hechos era una “falsa acusación” que buscaba hacer daño a la Fuerza Pública, finalmente la responsable de la política de seguridad democrática.

La defensa de los acusados hizo eficazmente su trabajo. Los acusados recobraron su libertad provisional al no probarse en el término de ley su responsabilidad penal ante los jueces. La reacción internacional no se hizo esperar. Se prendieron las alarmas por la posible impunidad de graves crímenes, sistemáticos y continuados, cometidos por agentes del Estado. La espada de Damocles de la Corte Penal Internacional volvió a blandir sobre las cabezas de los responsables. Rápidamente, en su primera declaración sobre el tema, el presidente Uribe expresó su inconformismo por las decisiones judiciales. En comunicado a la opinión pública formuló la doctrina que los jueces deberían seguir en estos casos: “Dar libertad por vencimiento de términos en casos de crímenes graves afecta tanto a la democracia, como dar libertad en delitos de lesa humanidad con base en la figura de la prescripción. Hoy las democracias niegan la prescripción frente a delitos atroces. En la misma forma se debe negar el vencimiento de términos”. Además de la intromisión en asuntos de competencia de la rama judicial, de la errónea analogía penal (que iguala la excepción a la prescripción con la excepción a la libertad provisional) y del desconocimiento de las garantías legales para los militares, el presidente Uribe sale en defensa del “honor” de los liberados que, a su juicio, vale más que su libertad.

El debate sobre el referendo en época electoral sirve para ocultar el costo de la seguridad democrática: la política de tierra arrasada apoyada en el paramilitarismo, con su estela de cuatro millones de desplazados forzados y de miles de asesinados de jóvenes inocentes. Es hora de quitarse la máscara y aceptar que para el Presidente y el ex ministro Santos el desplazamiento forzado y los falsos positivos son la cuota de sangre, sudor y lágrimas exigible a los colombianos para “pacificar” al país. Y mientras muchos se divierten con los juegos jurídico-político-electorales, los menos pero cada vez más seguiremos esperando que la justicia internacional rescate un mínimo de humanidad en un país de asesinos e indolentes.n/a



Por: Rodolfo Arango
Tomado de: El Espectador

Caricatura: Bacteria

Caso de Mumia Abu-Jamal ante la Suprema Corte de Estados Unidos mañana 15 de enero

El miércoles 13 de enero, la Suprema Corte de Estados Unidos anunció que habrá una conferencia este viernes 15 de enero sobre el caso de Mumia Abu-Jamal con respecto a la petición de la fiscalía de Filadelfia para ejecutarlo sin audiencia.

El mismo día la Corte anunció su decisión de reimponer la pena de muerte en el caso de Frank Spisak. Se teme que la Corte use esta decisión para justificar la reimposición de la pena de muerte para Mumia.

Los hechos de los dos casos no podrían ser más diferentes. Frank Spisak es un neo-nazi que alardeó de haber cometido cinco crímenes de odio, incluso tres homicidios, en una “fiesta de caza” para “limpiar” la ciudad de Cleveland, Ohio, en 1982. Durante su juicio llevaba bigote de Hitler y habló de su odio a los negros y judíos. Mumia, por otro lado, es reconocido como un periodista y escritor con un fuerte compromiso social incriminado por luchar por la libertad del pueblo africano-americano y por un mundo anti-racista de justicia y libertad para todos y todas.

Lo que tienen en común es que los dos fueron condenados a muerte. En los dos casos la pena de muerte fue revocada porque el juez violó un precedente establecido por la Suprema Corte federal en el caso conocido como Mills v Maryland en 1988.

Según Mills, sólo se requiere una decisión de la mayoría del jurado, y no un voto unánime, sobre las circunstancias atenuantes suficientes para imponer una sentencia de cadena perpetua en lugar de la pena de muerte. Pero en el caso de Mumia, y en el de Spisak también, el juez le dijo al jurado que el voto tenía que ser unánime. Por ejemplo, todos los integrantes del jurado tendrían que estar de acuerdo de que algo como el buen carácter del acusado merecía una sentencia menos grave.

Mills lo hizo más difícil para que una fiscalía consiguiera una sentencia de muerte en un caso capital. Hasta ahora ha habido un acuerdo de que la decisión de Mills se aplique en todos los estados. Pero los estados de Ohio y Pensilvania alegan que no se aplica en sus estados porque las instrucciones al jurado pueden ser diferentes en diferentes estados.

La decisión de la Suprema Corte del miércoles pasado en el caso de Spisak tiene implicaciones ominosas para el caso de Mumia. Ahora su vida depende del capricho de la Suprema Corte, que ya violó sus propios precedentes al negarle un nuevo juicio el abril pasado.

Recordemos que en marzo de 2008, el tribunal de apelaciones del Tercer Circuito respaldó el dictamen del juez William Yohn de 2001 de revocar la pena de muerte. Si la fiscalía de Filadelfia quiere reimponer la pena de muerte, tiene que convocar una audiencia para determinar la sentencia: cadena perpetua o muerte. La fiscalía está apelando la afirmación de 2008 del dictamen de 2001.

Si la Suprema Corte acepta la apelación, la fiscalía puede ejecutar a Mumia sin audiencia. Si la Corte rechaza la apelación, la fiscalía tiene que aceptar la sentencia de cadena perpetua o convocar la audiencia para determinar la sentencia. La Suprema Corte también tiene la opción de reenviar el caso a un tribunal menor para reconsiderar el caso bajo nuevas instrucciones. No se sabe se la Corte tome su decisión inmediatamente o si se tarde. Mientras tanto Mumia sigue en el corredor de la muerte.

¡ LIBERTAD PARA MUMIA ABU-JAMAL!

¡NO A LA PENA DE MUERTE!

¡NO A CADENA PERPETUA!

¡PRES@S POLÍTIC@S LIBERTAD!


Por:Amig@s de Mumia, Mx
Tomado de: www.alasbarricadas.org

miércoles, 13 de enero de 2010

"Se nos dijo que luchábamos contra terroristas, el verdadero terrorista era yo"

Asombroso discurso de un veterano de Iraq (Vídeo, 4 min. 40 seg)
"Se nos dijo que luchábamos contra terroristas, el verdadero terrorista era yo"


El siguiente documento es el discurso de Mike Prysner, un soldado en Iraq y Afganistán que se descubre como terrorista.





Tomado de: www.antimilitaristas.org

Una victoria parcial de la memoria. Sobre el fallo contra los asesinos de Nicolás Neira.

Una victoria parcial de la memoria.
Sobre el fallo contra los asesinos de Nicolás Neira.


En un hecho inesperado, que celebramos, la Procuraduría General de la Nación destituyó e inhabilitó de ejercer cargos públicos por 10 años, a dos oficiales del ESMAD (Escuadrón Móvil Anti Disturbios), directores respectivos de la primera y la tercera sección de este organismo en Bogotá, por su participación por “omisión” en la muerte del joven estudiante libertario de 15 años Nicolás David Neira Álvarez, asesinado por las golpizas de los antidisturbios el primero de mayo de 2005 durante las movilizaciones del Día Internacional de las y los Trabajadores.

Según la Procuraduría, los oficiales incumplieron con su deber al no garantizar que sus subordinados velaran en la marcha por los derechos humanos. Este fallo se encadena con otro similar, en el que el ente público destituyó a 14 miembros del Ejército, por hechos ocurridos también en el 2005 en el Departamento del Casanare, en los que los soldados secuestraron y mataron dentro de sus casas a 5 personas haciéndolas pasar luego como bajas en combate, en la ya usuales ejecuciones extrajudiciales de las Fuerzas Armadas conocidas como “falsos positivos”.
Las penas risibles, que de inmediato fueron rechazadas por los uniformados, no contemplan ni la responsabilidad penal, ni la reparación a las familias de las víctimas de estos brutales asesinatos. Y llegan, como suele llegar la justicia Colombiana con cuatro años de retraso, tiempo en el que este tipo de hechos aumentaron, se legalizaron y se cubrieron con el manto de la impunidad.

Ese conjunto de investigaciones realizadas por la Procuraduría, llego acompañado por un resultado predecible para todos los casos de crímenes de estado: Los 17 militares acusados por el asesinato y la desaparición forzada de decenas de jóvenes de Soacha salen en libertad por vencimiento de términos, es decir, por triquiñuelas jurídicas. Y el clima general sobre el que se asientan los crímenes oficiales no puede ser más propicio: Los Jefes Paramilitares y sus intimas relaciones con el establecimiento fueron extraditados y silenciados, los 30 mil desparecidos por motivos políticos que reconoce ASFADDES cometidos en los últimos 30 años, son enterrados en los archivos del olvido y sobre los crímenes de lesa humanidad cometidos por políticos, militares y empresarios se impone la amnesia.

La Paradoja no es ya solo que el Estado se perdone a si mismo los crímenes que comete en contra de la población, sino que investigue procesos en los que los culpables de entrada fueron absueltos; eso mismo hizo la Procuraduría al investigar un caso que formalmente no existe. No hay, como dice Pedro Maecha abogado de la familia de Nicolás, una investigación judicial sobre el asesinato del compañero. Ni los varios testimonios, ni las evidencias médicas, ni las pruebas documentales, han sido buena razón para emprender labores en ese sentido. Todo lo contrario; el caso lo habían cerrado ya los medios burgueses de información cuando el mismo día del incidente hablaban de que Nicolás había sido apuñalado y herido por sus mismos compañeros y compañeras. La comandancia de la Policía lo rectificaba días mas tarde, cambiando como no, la versión oficial: Nicolás se había caído de uno de los camiones que acompañaban la manifestación, y finalmente las autoridades cerraban el caso sosteniendo que Nicolás murió porque las y los otros manifestantes lo habían arrollado. La mentira vuelta verdad oficial había matado tres veces, de tres maneras distintas a Nicolás y en todas la autocomplacencia, el descaro y la impunidad mandaban.

La versión oficial supo mantenerse a punta de amedrentamiento y silencios impuestos. Las llamadas amenazantes para que los familiares de Nicolás se quedaran callados se hicieron frecuentes; la presencia incómoda de agentes de policía vestidos de civil merodeando y preguntando por los testigos, recurrente; la persecución violenta contra los activistas de su causa silenció muchas voces y finalmente, las tentativas de asesinato arrojaron al exilio a varias de las personas que visibilizaron el caso así como al padre de Nicolás, Yuri Neira. Gracias a ese ambiente de terror, el caso de Nicolás se empolvo en los almanaques de la injusticia y los asesinatos perpetrados por el ESMAD y las Fuerzas de Seguridad del Estado siguieron creando más y más dolor.

Sin embargo, los logros del terror no podían esconder que la única razón por la que Nicolás resulto asesinado fue porque no pudo correr tanto como lo requerían las ordenes de los ESMAD. La lógica es clara: Quien no se quite del camino cuando la fuerza bruta del Gobierno lo ordena, que sufra las consecuencias. Es la lógica aplastante de las balas y el dinero que gobierna el país hace mucho y es la lógica con la que funciona el ESMAD. Lo muestra el balazo que se le propino al estudiante de química de la Universidad del Valle Jhonny Silva, el asesinato del joven indígena de 16 años Belisario Camallo Guetoto con certeros balazos en su cuerpo durante una manifestación por la liberación de la madre tierra; el balín disparado desde una granada antidisturbios, que perforo la cabeza del comunicador popular y estudiante universitario Oscar Salas. Se barre así con las y los jóvenes rebeldes, con los y las trabajadoras inconformes y con la oposición popular.

Las agresiones, el terror y los asesinatos son componentes fundamentales de una política de seguridad construida sobre la imagen de la guerra y la aniquilación. Se equivoca entonces la Procuraduría cuando plantea que la violación a los derechos humanos que autorizaron los oficiales del ESMAD iba en contravia con sus deberes policiales. Es precisamente en cumplimiento de esos deberes que la Policía cree un escuadrón especializado en el control de multitudes que realiza su tarea mediante el uso racionalizado de la brutalidad. Es precisamente el deber de la policía el de suministrar la muerte y la represión permanentemente, en defensa de un orden institucional basado en la dominación y el hambre de muchos y muchas.

Pese a todo, los entes de control no han podido ignorar por más tiempo este alarmante e impune asesinato. Este pequeño logro es sin duda resultado de las terquedad y los esfuerzos de Yuri Neira y la familia de Nicolás, sus compas, amigos y amigas; consecuencia del acompañamiento de los movimientos de victimas y victoria de los movimientos sociales populares que han empezado a hacer suya la lucha contra la impunidad. Qué esta ganancia parcial se transforme en victoria de la memoria y en lucha frontal contra el Terrorismo de Estado, depende enteramente de nosotros y nostras.

La memoria de Nicolás Neira y la de todos los y las jóvenes hijas del pueblo asesinadas, vive en la lucha, su lucha, nuestra lucha.



Por: Colectivo Mecha de la Red Libertaria Popular Mateo Kramer
Red Libertaria Popular Mateo Kramer

lunes, 11 de enero de 2010

CNT, 100 años de anarcosindicalismo (1910-2010)

El día 1 de Noviembre de 1910, en el local barcelonés del Círculo de Bellas Artes, quedó constituida la CNT (Confederación Nacional del Trabajo). Esta Organización, heredera de la Regional Española de la 1ª Internacional (1870), nació del propio seno del Movimiento Obrero como la primera organización sindical autónoma en este país.

Asumiendo el lema internacionalista “la emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos, o no será”, la CNT se hizo depositaria de la rebeldía popular que, como una corriente soterrada, se opone al poder a lo largo de los tiempos, para emerger triunfante en momentos concretos desde el imperio medio egipcio a la Revolución Francesa, germen de los únicos procesos históricos en que la humanidad avanzó notoriamente por la senda de la libertad, la justicia, la igualdad, la dignidad y el progreso.

Sobre el sencillo acuerdo de crear una organización obrera independiente de los poderes políticos, religiosos y económicos, como condición indispensable para mejorar las condiciones de vida de los trabajadores hasta el fin de la explotación, comenzó la CNT su actividad anarcosindicalista. En pocos años aglutinó la mayoría del movimiento obrero, consiguiendo importantes conquistas sociales y económicas que constituyen ya un legado de valor incalculable para la sociedad actual.

La jornada laboral de ocho horas, la jornada semanal de treinta y seis horas, la erradicación del trabajo infantil, la igualdad de la mujer y la incorporación a los quehaceres diarios de valores como la solidaridad, el federalismo, la ecología, el feminismo, el amor libre, el antimilitarismo, el ateísmo ..., hoy tan en boga, son parte de ese legado que alcanzó su cenit en la Revolución Social de 1936, cuando la utopía -el comunismo libertario- se convirtió en modo de vida cotidiano de todos los territorios liberados

La reacción del capitalismo internacional, permitió al ejército fascista de Franco convertir ese sueño revolucionario en una pesadilla de cientos de miles de personas perseguidas, asesinadas y desaparecidas, tras la victoria golpista en 1939. Mas ni uno solo de los culpables – todos conocidos, algunos políticos en activo- de aquel régimen de terror, uno de los más criminales de la historia, resultó tan siquiera públicamente reprobado, merced al vergonzoso pacto de impunidad con el franquismo, que la izquierda nacional democrática (PSOE, PCE, UGT y CCOO) selló en sus acuerdos de rendición al capital, conocidos como “la transición española” (1977).

Pese a todo, el pueblo siguió defendiendo, muchas veces con su vida, los sencillos principios del anarcosindicalismo: independencia, autonomía, federalismo, autogestión, asamblea, solidaridad y acción directa, es decir, autoorganización para rechazar toda injerencia de partidos políticos u otras instituciones económicas, religiosas, etc. en los asuntos obreros. Huelgas, manifestaciones, represión y tortura fueron la crónica diaria de la dictadura (1939-1976), hasta que con su desaparición el movimiento obrero volvió ilusionado a reconstruir su anhelada CNT (1977). Vivimos nuevos años de incesantes conquista obreras. Las jornadas de Montjuich, o San Sebastián de los Reyes, jalonaron el poderoso renacer confederal en la década de 1970.

El avance del movimiento obrero, de nuevo autoorganizado por la CNT, mediante luchas ejemplares como la huelga de gasolineras de 1978, suscitó la reacción del capitalismo, esta vez apoyado en el estado democrático y su aparato institucional (gobiernos, partidos, jueces, burocracias sindicales, …). El éxito sindical de la CNT fue reprimido policialmente (Caso Scala, 1978) y junto a campañas de silencio y propaganda difamatoria en los medios de comunicación, generaron desastrosas consecuencias para el movimiento obrero de este país.

La debilitación de la presencia anarcosindicalista en el movimiento obrero posibilitó la pérdida de derechos adquiridos tras una larga y dura lucha sindical, por la desregulación y precarización laboral implantadas con la peor de las corrupciones que asolan el país: La Corrupción Sindical. Una corrupción oficialmente silenciada, que pervierte el sindicalismo en general a los ojos de los trabajadores, pero que es protagonizada fundamentalmente por los sindicatos institucionales- CC.OO y UGT-, cuyos "yuppies" sindicales cobran subvenciones y sumas millonarias a gobiernos y empresas como pago a su traición, por aceptar cuantas medidas se adoptan en defensa del capital y su creciente acumulación de beneficios ( EREs, Reformas Laborales, despido libre...)

A pesar de todo, miles de trabajadores y trabajadoras seguimos hoy en esa genuina organización obrera a la que llamamos CNT, manteniéndola exclusivamente con nuestros propios medios, convirtiéndola así en el único ejemplo vivo de sindicalismo de clase, capaz de enfrentarse a la opresión y el control social, la destrucción ecológica del planeta y la sobreexplotación económica, aspectos todos, inherentes al Capitalismo.

2010 tiene para nosotros una connotación especial: se cumple un siglo de existencia de la CNT. Es el centenario de un pueblo y la inestimable lucha de miles de personas, que a lo largo de estos cien años se han dotado de una herramienta ejemplar, a seguir para la clase obrera mundial, por su cultura propia, capacidad autoorganizativa, lucha radical, extensión popular y realizaciones revolucionarias en aras a construir una sociedad antiautoritaria y solidaria.

Estos ideales conforman la noble causa a la que aquí y ahora te invitamos.
................................................................................

Almanaque


Comienza el año del deslumbrante CNTenario que también es el año del entenario de la Revolución Mexicana y el del Bicentenario de la Independencia de la ayoría de los países latinoamericanos. Puestos a conmemorar, recordemos que también ocurrieron otros magnoseventos en 1910:

Internacional.- Bélgica, Gran Bretaña y Alemania marcan sobre un papelucho cualquiera las fronteras entre sus respectivas colonias africanas: Congo, Uganda y el África Oriental [el nuevo mapa sirve para establecer un campeonato de genocidios; en sus primeras ediciones, la Liga es ganada por Bélgica demostrándose así que los equipos pequeños también son de temer, especialmente si su seleccionador es un rey] Amenazado por China, el Dalai Lama huye del Tibet y se refugia en la India [al revés de lo que pasaría décadas después, en esta ocasión los sacerdotes de la teocracia tibetana, los seráficos lamas, tuvieron tiempo para llevarse sus collares de huesos humanos] Los territorios de Arizona y Nuevo México son anexionados por los EEUU; asimismo, los gringos invaden Nicaragua y, a través de sus esbirros locales, deponen al presidente Madriz [todo sea por la democracia] So pretexto de reprimir una supuesta conspiración ácrata a la que atribuye la colocación de una bomba en el Teatro Colón, el gobierno argentino promulga contra los anarquistas una Ley de Defensa Nacional seguida de una ola de torturas contra el proletariado [cualquier parecido con el Caso Scala, no es mera coincidencia]

Imperio español.- Convenio hispano-marroquí: la monarkía española recupera Ifni [todavía faltaba casi un siglo para la singular matanza de las cabras del islote Perejil] Se celebra en Gernika la Fiesta del Árbol, con la plantación de un retoño de roble que representa las tradiciones vascas [los nacionalismos se extravían cuando se ponen fecha de nacimiento]

Obituarios y natalicios.- Fallecen el anarquista peruano Manuel González Prada y los escritores Samuel Clemens alias Mark Twain y León Tolstoi. Nacen Miguel Hernández y Jean Genet.

Agresiones de los religiosos.- El Senado italiano renueva la prohibición de celebrar procesiones religiosas en las calles. El parlamento prusiano aprueba la incineración de cadáveres con los votos en contra de centristas, conservadores y polacos. Una Real Orden autoriza en España los signos externos de religiones distintas a la católica [en los últimos cien años, ¿hemos mejorado posiciones en la sempiterna batalla contra el intrusismo inquisitorial?]

Rebeliones.- Asesinato legal de 25 japoneses acusados de intentar ajusticiar al Emperador [de haber conseguido los revolucionarios tan altruista propósito, es posible que el pueblo nipón se hubiera ahorrado los millones de muertos que, en años subsiguientes, costearon la megalomanía de su atildado reyezuelo] Motín de la marina de guerra en Río de Janeiro [un antecedente de la revolución de los marineros de Kronstadt (1917-1921), junto con la Makhnovina, la cumbre de la auténtica revolución rusa] Un alzamiento árabe en Palestina es violentamente reprimido por el ejército otomano [otra prueba de que los palestinos no llevan sólo 60 años luchando contra sus invasores sino que su rebelión viene de más antiguo]

MUNDO FACUNDO/ Antonio Pérez, el Otro


Por: Confederación Nacional del Trabajo (CNT)
Tomado de: cnt.es - Periódico CNT

¿Guerra justa? ¿o justamente guerra?



Dicen que la política hace extraños compañeros de cama, pero el Premio Nobel puede hacer unos aún más extraños. Ha habido muchos comentarios sobre la entrega de este premio al presidente Barack Obama y también debates sobre si es merecido o no. Al recibir el honor, su discurso no era sobre la paz sino sobre la guerra ––o para ser preciso “la guerra justa”. (Durante siglos los papas y príncipes han planteado sus teorías sobre lo que constituye una guerra justa, a diferencia de una guerra injusta).

Como si no fuera suficientemente irónico describir la guerra contra Afganistán como una guerra justa (no fue el estado de Afganistán, sino un grupo de extranjeros, que atacó a Estados Unidos), el aceptar el premio de la paz mientras Obama aceleraba una guerra hizo que el premio fuera igual de significativo que el último reality show en la tele. En lugar de “la guerra justa”, tal vez el tema del discurso debería ser “la justificación de la guerra”, algo en que los políticos son bastante buenos.

Difícilmente se le escapa a uno el contraste entre Obama y Martin Luther King, hijo, cuya previa recepción del premio, junto con su oratoria “Tuve una vez un sueño”, ahora fueron puestas al servicio de guerra. Pero si King viviera, no cabe duda que estaría protestando en lugar de aplaudiendo más guerra.

El amigo y redactor de los discursos de King, el reverendo doctor Vincent Harding, señala el discurso que King dio en la iglesia Riverside de la ciudad de Nueva York, donde se pronunció fuertemente en contra de la guerra en Vietnam. Mientras los líderes políticos, religiosos y mediáticos de la nación defendían la guerra como justa y necesaria, King vio el sufrimiento humano del pueblo vietnamita y lo encontró intolerable.

Según el libro de Harding, Martin Luther King: El Héroe Inconveniente, (Maryknoll: 1996), King le hizo unos comentarios instructivos al personal de la SCLC (Conferencia Sureña del Liderazgo Cristiano) después de leer un artículo sobre la guerra en la revista Ramparts en enero de 1967. Dijo King,"...Después de leer ese artículo, me dije a mi mismo, ‘Jamás volveré a guardar silencio sobre una cuestión que está destruyendo el alma de nuestra nación y destruyendo miles y miles de niños y niñas en Vietnam’" (p.101). Varios meses después, él predicó en la iglesia Riverside, donde dijo a la congregación que “los males del capitalismo son tan reales como los males del militarismo y el racismo” (p. 101).

Por otro lado, a la gente conservadora le encantaban los comentarios de Obama con respecto a la realidad del mal en las relaciones internacionales, porque él avaló la guerra como una solución, al referirse a ella como el motor económico más grande de la nación capitalista.

Hace 42 años, King habló directamente del mal; pero para King, la guerra era el mal, y no su solución.

Desde el corredor de la muerte, soy Mumia Abu-Jamal.

Traducción: Amig@s de Mumia, México


Tomado de: alasbarricadas.org
Caricatura: Vladdo

Campaña contra ONG Justicia y Paz. La involución cultural en el corazón de Latinoamérica

La mentira puede correr cien años,
pero la verdad la alcanza en un día.


Una vez mas en Colombia algunos medios de comunicación están siendo utilizados -y se prestan a ello- para adelantar campañas de desprestigio, obstaculizar la devolución de tierras a las comunidades desplazadas y crear climas propicios a los atentados a organizaciones y personas que además de ser victimas de infames calumnias, son calificadas como “marxistas” o “comunistas” remembrando la enfermedad del odio y la furia aniquiladora que fueron alentados durante la guerra fría (1).

En diciembre pasado se inició esta nueva campaña sobre Justicia y Paz, una organización no gubernamental que se ha destacado por su compromiso con la verdad y por el valeroso acompañamiento a las victimas de las regiones que han sido arrasadas a sangre y fuego por su valor económico o por ser consideradas estratégicas en la confrontación entre el Estados y las guerrillas.

Esta campaña difamatoria, de extrema gravedad en un país donde se cuentan por miles los precedentes que vinculan los falsos señalamientos con los crímenes en el marco de una concepción de la Guerra Política que tiende a subsumir a cualquier defensor de los derechos y las garantías fundamentales en la subversión, forma parte del proceso de degradación cultural impulsado por el nacional populismo de extrema derecha, el mismo proceso de ascensión del fascismo que se ha normalizado en amplias franjas de la comunicación masiva y la comunicación cotidiana en el país.

En esta dinámica puntual de involución cultural se yuxtaponen medios de comunicación como El Tiempo , que desde hace cerca de dos años está controlado por el Grupo Planeta de España, el diario El Colombiano de Medellín y Radio Súper, y columnistas como Fernando Londoño y José Obdulio Gaviria, que al mismo tiempo que comparten la comisión, a lo largo de sus vidas, de imborrables actuaciones contrarias a la ética más elemental, son parte principal de los áulicos del actual gobierno encargados de utilizar el acceso a algunos medios masivos de comunicación en campañas de desprestigio de quienes han tenido el valor extraordinario de denunciar a los mas altos responsables estatales de la maquinaria criminal que tantas vidas inermes ha cegado en Colombia, o en tender cortinas de humo que desvíen la atención colectiva del fracaso irremediable de políticas de seguridad llamadas “democráticas” pero en realidad concebidas y ejecutadas en favor de algunos los principales capitales nacionales y de las mega corporaciones que han impulsado en el escenario internacional el soporte a un gobierno seriamente cuestionado por su entrelazamiento con organizaciones delictivas.

La degradación cultural como proceso está unida indiscerniblemente en Colombia a la dinámica que alienta: el control creciente de la vida social, la manipulación emocional que acude a todas las herramientas de la revolución mediática, la ignorancia política, la pretensión de aniquilar la memoria esclarecedora y la vida que resurge irrefrenable en las multitudes de muertes producidas por el designio de exterminio de la diferencia, la instauración del miedo y el darwinismo social como únicos horizontes de sentido, la militarización general que desprecia los valores de las artes, las ciencias y las culturas de vida, como forma de existencia deseable, y la confrontación bélica interna y exterior como horizonte social ineludible.

Un proceso de esta naturaleza y magnitud, inscrito en el corazón del Sur de América en el momento en el que la región es observada como lugar de esperanza desde diversas latitudes por la emergencia de las culturas ancestrales de vida y de cuidado de la tierra hermanadas con formas políticas cada vez mas sensibles a la responsabilidad conjunta en la curación del planeta y a la singularidad de nuestros pueblos, exige una amplia, profunda y sostenida batalla de opinión que revele el carácter involutivo de la dinámica cultural basada en la mentira y en el aliento de las facetas mas feroces de la condición humana.

Una batalla de opinión que muestre a partir de las falsedades el valor inconmensurable del resplandor ético que ha preservado con entereza un sentido de la dignidad vital en tiempos en que la corrupción más abyecta ha causado incalculables estragos en nuestro territorio y amenaza con contagiar el entorno vecinal.

Amplios sectores sociales experimentan una fatiga y una repugnancia insuperables con un orden mafioso que ha convertido la vida social en una máquina trituradora de millones de seres por la miseria materia y espiritual que le es inherente, en estas amplias franjas sociales el conocimiento del tejido ético al que pertenecen organizaciones como Justicia y Paz, significa un horizonte vital cierto en medio de la desesperanza y la confusión expandida por quienes han sacrificado la verdad y su sagrado significado en los altares de la codicia.

Por: Héctor José Arenas A.
Tomado de: www.desdeabajo.info


(1) Ver : Orquestan campaña de difamaciones contra la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz (05.01.10)
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=98130&titular=orquestan-campaña-de-difamaciones-contra-la-comisión-intereclesial-de-justicia-y-paz